New Look

En 1905 nació en Francia un diseñador que volverá a revolucionar el panorama de la moda. Estamos hablando de Christian Dior. No es que sea, para mi, uno de los mejores diseñadores pero sí que fue un gran empresario y visionario. Por ello he decidido dedicarle esta entrada.

¿Cómo un licenciado en ciencias políticas pudo llegar a ser el diseñador más influyente de las décadas 40′ y 50′? Aquí os vamos a desvelar el secreto de su gran éxito, pero previamente me gustaría citar cuatro líneas sobre su vida antes de convertirse en Dior.

Al finalizar sus estudios de ciencias políticas su padre le premió con el dinero suficiente para abrir una galería de Arte, una de sus grandes pasiones, con la condición de que el nombre Dior no apareciera relacionado con esta. Así nació la Galería Jacques Bonjean, albergando cuadros de las vanguardias y convirtiéndose en centro de reunión de artistas de la talla de Picasso o Gauguin. Pero este sueño terminó con el fallecimiento de su madre, y el cierre de su galería.

Empezó a buscarse la vida vendiendo, a las casas de moda de entonces, bocetos de diseños realizados por él. Lo que hoy conocemos como diseñador freelance, hasta que encontró un trabajo de asistente de diseño en una de las casas de moda.

Estalló la II Guerra Mundial y, con ello, terminó su trabajo de asistente. Consiguió un trabajo en París con uno de los modistos pioneros en reactivar el comercio de la “Alta costura Francesa”. Dior se pasó vistiendo a las esposas de los militares nazis hasta que finalizó la guerra.

Al terminar la guerra, el país estaba completamente destruido y con gran escasez de comida, ropa, carbón y otros productos de necesidad. Pero por extraño que parezca, también aparecieron muchas nuevas oportunidades para proyectos empresariales. En este periodo una antiguo amigo de Dior contactó con él y le pidió su colaboración para revivir una empresa de tejidos de algodón que había quebrado durante la guerra. Dior se reunió con los propietarios y les expuso su propuesta de cambio de look, ya que creía que lo que ahora necesitaba el país era un cambio de imagen. Hasta entonces habían dominado los cortes rectos con pocos adornos y los hombros amplios; se podría decir que la moda recordaba demasiado a los uniformes militares. Dior propone un cuerpo entallado en cintura, realzando la silueta femenina con faldas ondulantes de mucho vuelo. ¡Cómo se podía negar un fabricante de tejidos a una propuesta así!, conociendo la cantidad de metros de tejido que fabricaría para realizar esas faldas. Se calculó que cada falda necesitaba aproximadamente 70 metros de tejido. Era el momento del “new look”.

El fabricante de tejidos, Marcel Boussac, invirtió una gran suma de dinero para que Dior tuviese su casa de moda y empezara a crear esas faldas tan ansiadas. El primer desfile de Christian Dior fue programado para el 12 de Febrero de 1947. Muchos países desaprobaron esta moda, ya que consideraban un desperdicio de tejido y aconsejaron a las mujeres no adquirir esas prendas. Pero Dior tenía razón y las mujeres se lanzaron a comprar su colección “Corolle”, siendo un éxito total.

Al finalizar la guerra, el panorama de la mujer cambió por completo, dejando los puestos de trabajo que habían tenido que cubrir mientras sus hombres estaban combatiendo en la guerra. Volvieron a ser la mujer “perfecta” que cuida de su familia, tiene hijos perfectos y un hogar acogedor. La propuesta de Dior encajaba perfectamente en esta nueva sociedad.

La casa Dior se inundó de pedidos, todas las mujeres querían verse femeninas e ideales. Dior fue invitado a un sinfín de eventos, fiestas, presentaciones… La textil emergió de sus cenizas y junto con Dior decidieron ampliar horizontes creando su perfume “Miss Dior”, una linea de medias y otros productos.

En la década de los 50 Dior fue el diseñador más admirado y conocido, aunque en esa época despuntaban también Pierre Balmain y un español, Cristóbal Balenciaga, aunque ambos sin el soporte que obtuvo Dior. La casa Dior atrajo a un sinfín de asistentes que deseaban trabajar para él, algunos de ellos fueron entre otros Pierre Cardin o Yves Saint Laurent.

Al finalizar la presentación de la colección Otoño Invierno de 1957, Dior decidió pasar unos días retirado en una ciudad balneario italiana. Dicen las malas lenguas que fue para intentar adelgazar unos kilitos de más y así poder impresionar a uno de sus jóvenes amantes. Dior murió pasado diez días de su retiro, de una ataque al corazón al atragantarse con una espina de pescado en la cena. ¡Qué muerte tan poco glamourosa para un diseñador de su talla!

La primer colección de la firma Christian Dior después de la muerte de Dior fue todo un éxito. Fue diseñada por el joven de 21 años Yves Saint Lauren, el elegido para continuar la firma, y elogiado como héroe nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s