Realizando nuestro propio patrón

Esta mañana me he levantado con un propósito, explicaros en términos sencillos y sin liar demasiado la perdiz, cómo podéis realizar un patrón de vuestros diseños. Para ello si que vais a necesitar tener de ante mano unos patrones bases, ya que os van a facilitar muchísimo el trabajo desde un principio. Si no disponéis aquí os dejo un enlace de patrones base.

Para empezar a realizar la transformación de un patrón base es necesario tener unos pocos conocimiento de patronaje. Vamos a empezar con la introducción a esta profesión que mezcla una base muy técnica, sazonada de creación e interpretación de los volúmenes.

  • Cuando queremos realizar un patrón de alguno de nuestros diseños es imprescindible seleccionar el patrón base que mejor encaje con nuestro diseño. Para ello hay que tener en cuenta si lo queremos entallado, en línea “A”, corte imperio, manga montado, manga ranglán, sin manga, de tirantes, simétrico o asimétrico, etc…
  • Con la elección más acertada del patrón base nos disponemos a realizar los cortes que tenemos en el diseño. Para ello haremos uso de la regla en caso de que sean rectos o de una regla curva para formas onduladas. Siempre puedes realizar el trazo primero a mano alzada y perfeccionar la forma mediante la regla.
  • Cuando tengamos realizados los trazos que nos crearán las distintas piezas que compondrán nuestro patrón, antes de cortarlas para separar cada una, marcaremos unos piquetes en perpendicular a la las línea trazadas que quedarán reflejados en ambas piezas para así, en el momento de la confección, podamos guiarnos con ellos y encajar las piezas correctamente. Los piquetes es una forma de aplomar la prenda, estos se marcan en la costura del patrón que más tarde realizaremos al industrializarlo.
  • Comentaros que si habéis elegido un diseño que es asimétrico deberéis utilizar un patrón completo, ya que nunca van a coincidir el lado derecho con el izquierdo. Sin embargo si vuestro patrón es simétrico podréis trabajar siempre con la mitad del patrón; después lo cortaremos a lomo (este corresponderá con el centro de la pieza) con el resultado de dos lados idénticos.
  • Una vez tengamos ya marcados todos los aplomes que creamos necesarios para guiarnos en su posterior montaje, separaremos las piezas por las líneas que hemos dibujado, teniendo así separadas todas las piezas que compondrán nuestro patrón.
  • Ahora ya solo nos queda el último paso: la industrialización del patrón; esto significa preparar el patrón para poderlo confeccionar. Para ello deberemos darle la costura. Para estas prendas de pequeño tamaño yo les doy 5 milímetros de costura alrededor. Recordaros que en la parte del lomo del patrón no se le debe de dar costura ya que esa parte irá colocada justo en el doblez del tejido para así tener nuestro patrón simétrico.
  • Cuando tenemos la costura dada pasamos los piquetes marcados en el patrón justo en la costura y los marcaremos con una pequeña muesca que no llegue hasta la línea que nos marca la posición del pespunte que más tarde realizaréis en la confección.
  • A los bajos de las prendas y de las bocamangas se les puede dar más margen de costura; los dobladillos suelen ser más anchos que las costuras interiores. Esto ya es según diseño.
  • Si queréis pulir la prenda mediante vistas interiores o forro, lo debéis plantear antes de separa las piezas. Las vistas las podéis hacer de 1 centímetro de ancho, que si son más estrechas os va a dificultar el paso de girarlas hacia el interior. Para realizar la vista tan sólo tenéis que dibujarla sobre el patrón del delantero y el patrón del trasero. Siguiendo la forma, la calcáis en otro papel y unís la parte delantera y la trasera. Cuando lo industrialicéis, dais la costura en la zona donde se una con el vestido. En el caso del forro lo mejor es copiar la prenda antes de separar las piezas y acortarle al largo del forro 1 centímetro aproximadamente, para que no salga por debajo de la prenda una vez confeccionada.

Espero que esta explicaciones os puedan orientar en vuestra iniciación al mundo del patronaje. De este modo se van a terminar los vestidos realizados enrollando alrededor del cuerpo de la muñeca metros de tejidos sujetos con alfileres y cintas.

Let’s go to work!

Un pensamiento en “Realizando nuestro propio patrón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s